x condensación

suave sonido liquido de la calma en donde la llave del alma da sus vueltas usando líricas azules y liquidas mientras tu olor va bañando el lento cielo con sus delgadas gotas
l
l
l
l
l
l
l
l
l
l
lllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllllll que hacia mí veo caer

Anuncios

VI

romperá el rayo en mil trizadas
tal vez solo porque está amaneciendo

gritará un destello

“aquí estoy”

como el gemido ahogado de la noche

soy tu noche,

eres mi astro,
eres de noche de luna llena

los caminantes pueden perecer

y depositar sus almas en la estrella más grande del cielo

que no es una estrella

y allí vaciaría yo mi alma

por el ir y correr del porvenir
a tu salud, a mis años,
a mis descargas de cólera sobre tus cabellos plateados

hoy moriremos en nuestras manos
¡y en la mañana seremos otros!

CANTANTE

Entre tantas personas, que se vuelven muchedumbre confusa, siempre viaja un ser poco corriente, artificial, viajando como pez en extrañas corrientes de aire. Talento natural para ruborizar con miradas fugaces. Comerá sola. Leerá sola. Mirará a su alrededor y encontrará mi mirada curiosa más de una vez. Se levantará para irse por fin y cantará la canción que estuvo acompañándola los últimos segundos de su frustrante espera.