Hans-Thilo Schmidt, el traidor alemán que entregó secretos de Enigma a los aliados

Hans-Thilo Schmidt, el traidor alemán que entregó secretos de Enigma a los aliados

Rudolph Schmidt fue un general de la Wehrmacht, laureado con la Cruz de Hierro con Hojas de Roble y que comandó el 2º Ejército Panzer en el frente del este. Había combatido en el ejército imperial alemán durante la Primera Guerra Mundial y, a pesar de la purga tras la derrota en la guerra, pudo mantener su vida como militar, promocionando durante los años 20 y 30. Su hermano no tuvo la misma suerte tras la Primera Guerra Mundial, en la que también había participado, y fue expulsado del ejército. Su hermano era Hans-Thilo Schmidt, el traidor alemán que entregó secretos de Enigma a los aliados.

Tras poco éxito en los negocios que emprendió, Hans-Thilo se vio obligado a pedir ayuda a su hermano, que era el jefe de personal del Cuerpo de Señales del ejército alemán. Rudolph tuvo mucho que ver en la adopción de la máquina Enigma por parte del ejército alemán. El empleo que consiguió para su hermano Hans-Thilo estaba en la Chiffrierstelle, la oficina responsable de las comunicaciones cifradas alemanas. Un lugar donde se manejaban secretos, por donde se movía información sensible y donde la discreción y la confianza eran valoras más importantes que la propia capacidad de trabajo. Hans-Thilo Schmidt estaba en el lugar y en el momento apropiado para solucionar sus problemas económicos y para cobrarse la venganza contra su patria. Tenía acceso a secretos alemanes, y lo sabía, y también sabía que esos secretos valían dinero. 

Hans-Thilo Schmidt, el traidor alemán que entregó secretos de Enigma a los aliados fue colocado por su hermano en la oficina de cifrado alemán

Hans-Thilo Schmidt
Hans-Thilo Schmidt

El 8 de noviembre de 1931, Hans-Thilo Schmidt se citó en un hotel de Verviers, en Bélgica, con un agente secreto francés cuyo nombre en clave era Rex. Hans-Thilo había llevado hasta allí dos documentos que había distraído de su oficina. Eran las instrucciones para utilizar la máquina Enigma, que permitiría a los franceses conocer en detalle cómo era usada por los alemanes. A cambio de dejar a Rex fotografiar aquellos documentos, Schmidt consiguió 10.000 marcos de la época, una cantidad más que importante. Se convertía así en Asché para los franceses, ya que este fue el nombre en clave que le asignaron a Schmidt como espía.

Los franceses tenían una conexión con el corazón de la oficina criptográfica de Alemania a través de Schmidt, pero no sabían muy bien cómo sacarle partido a la información que conseguían. Tenían otra conexión internacional, de un tipo totalmente diferente, con otro país europeo, con Polonia. Desde comienzos de los años 20 existía un acuerdo de cooperación militar entre Francia y Polonia, y se abrió un flujo de información. Los documentos fotografiados gracias a Schmidt acabaron en poder del Biuro Szyfrów, la oficina de cifrado polaca. Estos abrieron el camino para que Enigma finalmente fuera rota, con todo lo que eso significó.

Su motivación principal era material, el dinero que conseguía vendiendo secretos

Según parece, la motivación material del traidor alemán era más importante que el interés de venganza o el resentimiento. Probablemente, lo que deseaba Hans-Thilo Schmidt era el dinero, y la falta de patriotismo hizo que no tuviera reparos en aprovecharse de su situación. Según el capitán Gustave Bertrand, uno de los miembros del equipo de criptógrafos franceses de la época y el hombre que aceptó en última instancia la oferta de Schmidt de pasar información: era un playboy y el dinero que provenía de su traición le permitía vivir de un modo que nunca hubiera podido disfrutar con el sueldo de funcionario.

 Durante los siete años que duró su relación con Francia, al espía alemán también le consiguieron mujeres. A cambio, más de 300 documentos secretos salieron directamente de corazón de la oficina de cifrado alemana, con destino a los que más tarde serían sus enemigos en la guerra. Llegaron en primera instancia a Francia, pero pronto viajaban hasta Polonia e incluso acabaron en las mesas de trabajo británicas. Entre ese caudal de documentos había, además de fotos de las máquinas, instrucciones de uso, textos en claro y su equivalente cifrado, junto con la configuración que se había utilizado en la máquina para el cifrado.

Hans-Thilo Schmidt no sólo se limitó a
pasar información sobre criptografía, sino que, con el paso del tiempo, además
de ello, que ya era casi una rutina, comenzó a informar a Francia también de
otro tipo de detalles, como los planes de rearme nazis o incluso las
intenciones que tenían con respecto a Europa.

Con la guerra ya en marcha, Asché siguiendo pasando información a Francia

En marzo 1940, con la guerra ya en marcha, el espía alemán seguía siendo una fuente de información desde el mismo centro del nazismo. Avisó de las intenciones alemanas de lanzar un ataque a través de las Ardenas. Un combate en el que su hermano Rudolph comandaría el 39º Cuerpo Panzer. Cuando Francia fue ocupada, llegaría el fin de Schmidt.

Su agente francés de contacto, Rex, fue capturado por la Gestapo, desveló el nombre de algunos de sus colaboradores, con el objetivo de salvar su propia vida. Lo consiguió, pero a cambio Hans-Thilo Schmidt fue detenido a finales de marzo de 1943 y acusado de espionaje. En septiembre de ese mismo año murió, aunque no se sabe con certeza si fue ejecutado o si se suicidó.

Acababa así la vida de Asché, cuya traición a Alemania fue importante, si no clave, para que arrancara uno de los caminos que llevaría a la victoria aliada. Un camino de los muchos que confluyeron en aquel destino final. Ese camino fue la ruptura de Enigma y por lo tanto el conocimiento aliado del contenido de muchas de las comunicaciones de su enemigo.

La historia completa de Hans-Thilo Schmidt, el traidor alemán que entregó secretos de Enigma a los aliados, los trabajos polacos y la ruptura de Enigma, está contada en Historia de la Criptografía.

Fuente de la imagen de Schmidt: Semantic Scholar

La entrada Hans-Thilo Schmidt, el traidor alemán que entregó secretos de Enigma a los aliados se publicó primero en Curistoria.

from Curistoria https://ift.tt/2tvhIEz
via IFTTT

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s